Autoconsumo, a pesar de todo

Mariano Sidrach de Cardona Ortín - Socio de Zencer, Licenciado en Ciencias Físicas. Catedrático y profesor del departamento de Física Aplicada II. Director del Master en Tecnología de los Sistemas de Energía Solar Fotovoltaica en la Universidad Internacional de Andalucía, en la de Málaga y en la de Jaén.

Desde hace más de un año disfruto junto a mi familia del placer de tener en mi casa una instalación fotovoltaica para autoconsumo. Durante este tiempo hemos asistido perplejos al desarrollo de una normativa que lejos de favorecer estas actividades, intenta por todos los medios que los ciudadanos desistamos de ejercer nuestro derecho al autoabastecimiento eléctrico. Hemos pasado de ser considerados ciudadanos insolidarios a depredadores del sistema eléctrico, según palabras del Secretario de Estado de la Energía.

A pesar de todo, nos sentimos felices y contentos con la decisión que en su día tomamos. A mis vecinos, que se acercan a preguntarme, primero les explico la diferencia entre los paneles térmicos que ya tenía y los fotovoltaicos. Después me preguntan si la instalación es legal y por último me consultan por la rentabilidad de mi sistema fotovoltaico.

Siempre les contesto lo mismo: esta instalación me permite generar la energía que consumo, me permite ahorrar energía y me permite aportar mi pequeño grano de arena para luchar contra el cambio climático y es totalmente legal. Cuando les digo que no me importa su rentabilidad económica, creo que no me entienden, pero, al fin y al cabo, cada uno gasta su dinero en aquellas cosas que lo hacen feliz. No me preocupa, espero que algún día lo entiendan.

Es muy difícil de explicar por qué, a pesar de la absurda regulación actual de las instalaciones de autoconsumo, a mí me merece la pena saber que genero al cabo del año más energía que la que consume mi casa, que mi consumo de energía de la red ha disminuido un 40% y que mi factura eléctrica ha disminuido un 20%.

Claro que no estoy contento con la situación actual. Regalo más de 3.000 kWh/año al sistema eléctrico, energía que consumen mis vecinos más próximos y a los que su comercializadora cobra a precio de mercado, sin que les haya costado nada, ni tan siquiera los costes de distribución y transporte. Pago el impuesto por cargos fijos de acuerdo al RD 900/2015, si bien como pequeño consumidor no pago los peajes por la energía autoconsumida. Por cierto, creo que nadie debería pagarlos ya que esa energía no ha tocado la red, se ha producido en mis paneles y se ha consumido en mi casa.

Además, debido al abusivo precio del término de potencia y su peso en la factura, se da la gran paradoja que en los meses que consumo menos energía pago el kWh más caro que en los meses que consumo más. ¿No debería ser al revés, que aquellos que consumen más pagaran más?

Qué quieren que les diga, me parece que recibimos un tratamiento injusto aquellos que soñamos con un nuevo sistema energético en el que las energías renovables se encuentren en el centro del mismo y en el que los ciudadanos tengan derechos,ciudadanos que de forma libre decidimos ser actores responsables de nuestro consumo energético e invertir en una instalación de autoconsumo.

La estructura de nuestro sistema eléctrico es todo un ejercicio de incoherencia con el ahorro energético, con la eficiencia, con nuestros derechos, con el país y con el medio ambiente. Por suerte, todo parece indicar que pronto esta normativa injusta será sustituida por otra más acorde con los compromisos adquiridos por España en la última Cumbre del Clima de París, con lo que se hace en la gran mayoría de los países y con el sentido común.

Con este cambio de normativa podré decir a mis vecinos que mi instalación también es rentable económicamente. Si además conseguimos que en los costes del precio de la energía se consideren los beneficios medioambientales, les gritaré a mis vecinos que la energía fotovoltaica es un chollo. ¿Podría ser de otra manera con las horas de sol que tenemos?

 

Artículo publicado en el blog 20 minutos “La energía como derecho” de la Fundación Renovables

2 thoughts on “Autoconsumo, a pesar de todo

  1. Excelente Mariano. Me alegra saber que hay más gente implicada en el autoconsumo. Incluso con nueswtra demencial regulación. Pero todo esto cambiará, claro que sí.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *